Cirugía de la Epilepsia

Proporcionamos un enfoque multidisciplinar a pacientes con trastornos convulsivos

MÁS INFORMACIÓN

EPILEPSIA

El Programa de cirugía para la epilepsia de NeuroCare Barcelona proporciona un enfoque multidisciplinario a las complejas necesidades médicas y sociales de los pacientes con trastornos convulsivos.

NUESTRO ENFOQUE

El programa de cirugía para la epilepsia de NeuroCare Barcelona brinda tratamiento para niños y adultos cuyas convulsiones no se pueden controlar con medicamentos. Un tercio de todas las personas tienen lo que se conoce como epilepsia “refractaria” o epilepsia que no responde a los medicamentos anticonvulsivos. Algunos pacientes sufren deficiencias significativas como resultado de los efectos secundarios de los medicamentos, y algunos niños con convulsiones frecuentes e incontrolables pueden experimentar problemas de conducta.

Los niños y adultos con convulsiones difíciles de manejar pueden ser considerados candidatos para la cirugía de la epilepsia  en NeuroCare Barcelona si sus ataques continúan sin control después de probar tres o más medicamentos antiepilépticos. La cirugía de epilepsia puede ser paliativa (ofrece alivio de los síntomas) o curativa (ofrece una cura eficaz para algunos tipos de epilepsia).

¿QUÉ ES LA EPILEPSIA?

La epilepsia no es una afección única sino más bien un grupo de afecciones, todas ellas caracterizadas por alteraciones eléctricas en el cerebro denominadas convulsiones.

Durante una convulsión, los patrones eléctricos normales en el cerebro se alteran y pueden causar cualquier sintomatología: desde sensaciones y comportamientos inusuales hasta convulsiones, espasmos musculares y pérdida de la conciencia.

Alrededor del 10% de las personas experimentarán convulsiones en algún momento de su vida, a menudo después de un accidente u otra lesión traumática. Sin embargo, cuando las convulsiones son recurrentes, se dice que la persona tiene un trastorno convulsivo o epilepsia.

La epilepsia afecta a millones de personas a nivel mundial, y puede desarrollarse repentinamente en personas de cualquier edad. Es más común en niños pequeños y ancianos, y en aquellos que han sufrido lesiones cerebrales traumáticas (como veteranos que regresan del combate).

La epilepsia se puede categorizar como generalizada o parcial, dependiendo de dónde se originan las convulsiones: las convulsiones de la epilepsia generalizada afectan a todo el cerebro. Las convulsiones de la epilepsia parcial (también llamada epilepsia focal) comienzan en una porción específica del cerebro (el foco de las convulsiones).

La epilepsia también se puede categorizar por el área del cerebro donde se desencadenan las convulsiones:

La epilepsia del lóbulo temporal se caracteriza por convulsiones que se originan en el lóbulo temporal del cerebro. Este tipo de epilepsia es focal (parcial), pero las convulsiones locales pueden progresar a las generales que afectan todo el cerebro. A menudo comienza temprano en la vida, e incluso si las convulsiones son leves, existe el riesgo de daño acumulado a lo largo de los años. Debe tratarse tan pronto como sea posible para evitar que las convulsiones descontroladas dañen el cerebro.

La epilepsia neocortical se caracteriza por convulsiones que se originan en el neocórtex, en la superficie del cerebro. Puede ser parcial o generalizada, y a menudo no hay un foco claramente definido (punto de origen) para las convulsiones.

CAUSAS DE LA EPILEPSIA

La epilepsia puede ser hereditaria, puede ser el resultado de un desarrollo anormal antes del nacimiento o puede desarrollarse después de un accidente o lesión. También puede ser causada por una infección, un tumor o un trastorno cerebrovascular como una malformación arteriovenosa (AVM).

Si la epilepsia se asocia con un crecimiento lesional en el cerebro o un vaso sanguíneo anormal, se puede curar en hasta el 95% de los pacientes, y si es causada por anormalidades del desarrollo en el cerebro (que a menudo se encuentran en los niños), se puede curar en un 40 a 60 % de los pacientes, dependiendo de la capacidad de localizar con precisión el área anormal en el cerebro.

 

OPCIONES DE TRATAMIENTO

La medicación es el primer paso en un plan de tratamiento para la epilepsia y, a menudo, es muy efectiva para controlar las convulsiones. Existen varios tipos diferentes de medicamentos para la epilepsia, y es común que un paciente pruebe algunos medicamentos diferentes antes de encontrar uno que funcione para controlar las convulsiones.

La medicación funciona para controlar las convulsiones en hasta el 80% de los pacientes con epilepsia. Estos pacientes permanecen bajo tratamiento médico de por vida.

Si tres medicamentos diferentes no controlan las convulsiones, es poco probable que otro medicamento ayude a conseguirlo. Debido a que las convulsiones no controladas pueden provocar daño cerebral e incluso la muerte (e incluso las convulsiones leves pueden causar aislamiento social y angustia emocional), los pacientes cuyas convulsiones no pueden controlarse médicamente pueden ser evaluados para cirugía.

LOCALIZANDO CONVULSIONES

El primer paso para determinar si un paciente es un buen candidato para la cirugía es descubrir exactamente dónde comienzan las convulsiones. Si las convulsiones comienzan en una pequeña parte del cerebro, la cirugía en esa parte puede ser una cura para la epilepsia o puede reducir en gran medida el número y la gravedad de las convulsiones.

Para localizar las convulsiones, un equipo multidisciplinario formado por neurólogos, neurocirujanos, neuroradiólogos, neuropsicólogos, enfermeras especialistas, terapeutas del lenguaje y terapeutas ocupacionales y físicos trabajarán en conjunto para encontrar evidencia que apunte a una parte particular del cerebro como fuente de convulsiones.

En NeuroCare Barcelona contamos con los mejores profesionales capaces de localizar de forma efectiva el origen de la epilepsia.

Si las convulsiones de un paciente pueden ser localizadas, el equipo podrá así mismo recomendar la cirugía como la mejor opción para controlar las convulsiones e incluso curar la epilepsia.

CIRUGÍA DE LA EPILEPSIA

El objetivo de la cirugía de epilepsia es reducir o eliminar las convulsiones en pacientes cuya afección no se controla de manera óptima con medicamentos. En algunos casos, la cirugía puede curar la epilepsia (de hecho, la cirugía es la única cura conocida para la epilepsia).

En otros casos, la cirugía puede reducir la frecuencia y la gravedad de las convulsiones. En todo caso, y debido a que las convulsiones no controladas pueden causar daño cerebral o incluso la muerte, la cirugía para la epilepsia puede salvar vidas.

La cirugía para la epilepsia es tan segura como efectiva cuando se realiza en pacientes cuidadosamente seleccionados por un neurocirujano especializado en cirugía de la epilepsia: es muy importante elegir un médico cirujano especialista en el tratamiento quirúrgico de la epilepsia.

MAPEO CEREBRAL

Después de determinar la parte del cerebro responsable de las convulsiones, el equipo quirúrgico de epilepsia mapea el cerebro para predecir cualquier problema importante que pueda surgir cuando se elimina un área específica. El enfoque neuroquirúrgico está diseñado para obtener el máximo control de las crisis y minimizar cualquier disfunción posterior. El objetivo siempre es mejorar la calidad de vida.

El área del cerebro responsable de las convulsiones puede incluir tejido cicatricial, un tumor o tejido que se ubicó incorrectamente en el cerebro durante el desarrollo temprano. La eliminación de este tejido anormal puede controlar las convulsiones sin causar ningún cambio en el funcionamiento del paciente. En otros casos, sin embargo, el área del cerebro que da lugar a convulsiones se encuentra cerca de áreas importantes que controlan el habla, la comprensión, el movimiento, el recuerdo u otras habilidades humanas críticas. Las pruebas cuidadosas durante el proceso de mapeo cerebral ayudan a proteger esas funciones.

Durante el mapeo cerebral, el cirujano crea un mapa funcional del cerebro de un centímetro por centímetro para determinar la función exacta del área que se considera para la extirpación quirúrgica. En algunos casos, el cirujano interrumpirá brevemente la función de esa parte del cerebro y verificará si el paciente todavía puede desarrollar las funciones específicas de esa área. Si no se pierden habilidades aunque haya habido una interrupción en esa parte del cerebro, el cirujano puede quitar esa porción de manera segura y detener las convulsiones.

En algunos casos, el cirujano puede identificar una pequeña pérdida de función que ocurrirá si se elimina el foco de la convulsión. Es fundamental asegurarse de que la cirugía propuesta para controlar las convulsiones mejore la calidad de vida y no cree ningún problema importante a largo plazo para el paciente. La información recopilada del mapeo funcional del cerebro se comparte con el paciente y su familia para ayudarlos a tomar una decisión informada con respecto a la cirugía.

TIPOS DE CIRUGÍA

El objetivo de la cirugía curativa es identificar el área específica del cerebro donde se generan las convulsiones y luego eliminar esa área. Se realizan una variedad de pruebas especializadas antes de la cirugía para identificar tanto el área generadora de ataques del cerebro como las funciones específicas del cerebro. Si el sitio de inicio de las convulsiones se puede eliminar de manera segura, sin daño neurológico, entonces la cirugía puede realizarse de manera segura con una alta probabilidad de una curación completa.

Si el área del cerebro que genera las convulsiones es importante para la función normal del cerebro, entonces la cirugía no se puede realizar de manera segura y se considera la cirugía paliativa.

El objetivo de la cirugía paliativa es reducir la frecuencia y la gravedad de las convulsiones en los casos en que la cirugía curativa no es posible. Las operaciones paliativas a menudo implican «desconectar» partes del cerebro donde las convulsiones comienzan o se diseminan, por ejemplo, la estructura cerebral llamada cuerpo calloso un procedimiento llamado callosotomía.

Otras opciones para cirugías paliativas incluyen, la transección subpial múltiple.

La estimulación del nervio vago VNS y la estimulación cerebral profunda DBS son otras opciones paliativas para la cirugía de la epilepsia. En estos procedimientos, un neurocirujano implanta un dispositivo similar a un marcapasos para administrar impulsos eléctricos a la parte del cerebro donde se originan las convulsiones. Estos impulsos eléctricos disminuyen la frecuencia y la gravedad de las convulsiones. La cirugía para la epilepsia es un procedimiento avanzado que solo debe realizar un neurocirujano especializado en cirugía de la epilepsia, después de la evaluación por un equipo multidisciplinario de especialistas en epilepsia.

DATOS DE CONTACTO

  • +34 669 20 22 07⁣

  • info@neurocare-bcn.com
  • Hospital el Pilar (Grupo Quirónsalud) – Balmes 271, Piso 1, Despacho 111⁣ – Barcelona

HORARIO DE CONSULTA

Lunes   a   Viernes
10   a   14 h
16   a   20 h

TRATAMIENTOS

LA OPINIÓN DE NUESTROS PACIENTES

La opinión de nuestros pacientes es muy importante para nosotros, ya que nos ayuda a saber que estamos cumpliendo con nuestro objetivo: Su regreso a la buena salud

Excelente profesional, cercano y haciéndote sentir seguro. Desde el primer momento me ha hecho sentir que todo iría bien, y en el momento de la operación estuvo dándome confianza ¡Gracias Doctor!

(Opinión sobre el Dr. José Poblete en www.doctoralia.es)

PACIENTE B.

Fui intervenido de estenosis lumbar y hernia de disco L4-5. Desde el primer momento el Dr. me transmitió confianza y seguridad, lo cual se agradece cuando necesitas una solución con urgencia. Es muy atento y cercano, además de un excelente profesional, en todo momento ha estado pendiente y siempre ha respondido a mis consultas o dudas al momento. Le estoy muy agradecido, ¡ha sido una suerte dar con él!

(Opinión sobre el Dr. Pedro Roldán en www.doctoralia.es)

PACIENTE S.R.

Principales centros con los que colaboramos: